Y aunque es fundamental cepillarse los dientes como mínimo tres veces al día o después de cada comida existe una serie alimentos que provoca la pérdida de brillo en nuestra  dentadura.

A continuación enumeramos lo más dañinos para una blanca sonrisa.

  • El vino. Ataca nuestro esmalte debido a su acidez y porque contiene tanto cromógenos como taninos.
  • El té (sobre todo el rojo y el negro) además del café hacen que nuestra boca gane un color amarillento con el paso del tiempo.
  • Los zumos de fruta industriales, así como los refrescos y bebidas energéticas puesto que son ricas en colorantes y azúcares contribuyendo a la generación de caries debido a su alto contenido ácido dañando por completo el esmalte.
  • La salsa de soja o el vinagre de Módena. Ambos pueden calar el esmalte y mancharlo.
  • Algunas verduras y frutas, como las moras, los arándanos o las fresas. La acidez de estos cítricos provoca el desgaste del esmalte.

Ya sabéis, una vez que os topéis con estos alimentos en la mesa no os olvidéis de cepillaros los dientes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies